sábado, febrero 16, 2008

Paderborn

En principio llegué a esta ciudad sólo porque mi aventón hacia Erlangen (ver próximo post) salía desde ahí, pero ya que nunca antes había ido, decidí irme unas 4 horas antes para conocer de paso...al menos lo más importante, porque sí me faltaron algunas cosas fuera del centro.

Resulta que esta ciudad tiene cerca de 200 manantiales de donde surge el río más corto de Alemania (el Pader) y además históricamente fue muy importante. Entre otras cosas, aquí se encontraba el palacio de Carlo Magno donde realizó la primera asamblea de los príncipes francos en territorio sajón... ahora sólo queda la capilla y los cimientos, debajo de los cuales se pueden ver 2 de esos manantiales y en una de las salas reconstruidas se encuentra el museo del palacio con algunas piezas arqueológicas.

También tiene una catedral muy bonita del siglo XIII que en la cripta tiene la reliquia de San Laborius, patrón de la ciudad, y en el patio interno está la ventana de las tres liebres, que es uno de los símbolos más famosos de la ciudad ("Der Hasen und der Löffel drei, und doch hat jeder Hase zwei.")

Otros edificios que vale la pena ver son el Rathaus (o edificio del ayuntamiento), la casa de Adán y Eva (donde está el museo de la historia de la ciudad, gratuito) y las demás iglesias que también se encuentran en el centro.

Más fotos...

1 comentario:

Beto dijo...

¡Oh! ¡No sabía que Adán y Eva habían vivido en Paderborn! jeje =P

Por las fotos puedo ver que valió la pena hacer esta escala involuntaria, ¿no? ;)