domingo, septiembre 03, 2006

Una vez más...

1. Hace ya algunos años, cuando iba a la secundaria, mi mamá todavía tenía la costumbre de mandarme "lunch" para que comiera durante el recreo y aguantara hasta que llegara tarde por mí (no, no me estoy quejando ni recriminando, sólo digamos que lo recuerdo con muy poca nostalgia, ja ja)...como el 80% de las veces, éste consistía en un "tupper" lleno de jícamas, pepinos, zanahorias o cualquier otra verdura picada, con su respectiva dotación de limones cortaditos y un bote de chile piquín para condimentar al gusto...sí, hasta a mí se me hizo agua la boca ahorita que lo escribí, ja ja...pero también recuerdo que, como llevar lonchera a la secundaria ya no era "nice", aventaba el tupper en la mochila y con el sutil trato que yo le daba a ésta, el agüita esa que, por alguna razón, siempre venía junto con las verduras, acababa provocando desastres y, con frecuencia, todos mis cuadernos terminaban mojados...después de varias ocasiones y uno que otro regaño de profesores, preferí dejar de llevar lunch a reescribir apuntes...

2. Hace unos 2 años, siempre llevaba en mi mochila un yogurt para desayunar en el trabajo después de mi clase de alemán, porque como ésta era a las infames 7 de mañana, prefería aprovechar mi precioso tiempo durmiendo...un día, supongo que nuevamente gracias a que me encanta aventar mi mochila sin piedad, mis libros y cuadernos terminaron batidos en yogurt (por lo menos era natural...snif)...después de eso y de pasar horas secándolos con la secadora de pelo, valga la redundancia, dejé de llevar yogurt y me fui por la opción (más cara y engordadora, por supuesto) de desayunar en la cafetería del trabajo...

3. Por supuesto que no le hice caso a mis experiencias anteriores...el sábado pasado, después de cenar un delicioso Döner (algo así como un taco árabe), metí la botella de coca que no me terminé en mi bolsa...después de varias horas, ya en la fiesta, me di cuenta de que (por pen&%ja, sí, la verdad) no cerré bien la tapa...esta vez, además de que mi suéter, mi cartera y mi libreta favorita terminaron completamente empapados y pegostiosos, mi cámara también fue afectada por mi estupidez y juro que ahora sí ¡¡no traté mal a mi bolsa!!...no sé si funcionará de nuevo (de hecho, yo creo que no), así que no esperen muchas fotos próximamente...por lo pronto, les dejo la última foto todavía visible que pude sacar antes de que mi cámara muriera por completo, ¡¡snif!!


Por lo menos se alcanza a ver que estaba buena la fiesta...

5 comentarios:

Ceronne dijo...

está borrosa por "naturaleza" o la coca entró en forma de "blur-bytes" a la imagen? :-S

... uds disculparán, domingo y estudiando no es bueno pa´la salú

Danielori dijo...

AAAAAAAy Peo!!!!! ya ves!!!, q mal, suele suceder eso......aja si a mi paso lo mismo con el agua de jamaica jajajajaa, tendras q comprarte otra caaamara.....y lo de la foto....es la misma pregunta q ceronne....aunq sospecho q eso es el humo del cigarro....tus fotos de fiestas siempre tienen niebla

Paola dijo...

mmm pues sí había humo de cigarro...pero tristemente, la coca sí le entró a la cámara y ahora sólo hace fotos negras...snif!

El Portero dijo...

Yeah, fotos negras, podría ser una nueva expresion culturosa.

hay, seme antojo un cigarrito :p

Miguel Angel dijo...

Paola la verdad es que el comentario es por tu otro Post el del "iceberg Vive en mi refri", lo que pasa es que dejhaste el link, que la neta de plano, es de los mas divertidos que he leido. Y pues simplemente soy tu fan saludos!!!